¿Se pueden corregir los errores en los nombres de personas?

Frecuentemente nuestros usuarios nos consultan acerca de la posibilidad de corregir un nombre de persona que ya se encuentra inscrito en el registro público, ya sea, por un error evidente en el certificado de inscripción o simplemente por un cambio de nombre (lo cual se da cuando a una persona se le ha llamado por años con un nombre diferente al que está registrado).

La repuesta a ésta consulta es: si,  sí es posible rectificar errores en un nombre de persona que ya se encuentra inscrito, este procedimiento tiene dos vías:

  • La primera es mediante escritura elaborada ante notario público, el código procesal civil de Nicaragua y la ley que da mayor utilidad a la institución del notario prevé que podrá rectificarse la partida de nacimiento siempre y cuando se trate de un error ortográfico o de error evidente en la partida de nacimiento de la persona, tendrá que comparecer ante notario público la persona interesada o en el caso de menores de edad, sus padre o tutores legales, el notario elegido, como requisito fundamental deberá tener 10 años de haberse incorporado como Abogado o Notario en la Corte Suprema de Justicia.; se entenderá como error evidente, aquel error constatable, que pueda ser fácilmente identificado por el notario público, por ejemplo la falta de tilde en un nombre como Martin – Martín,  o la la inclusión o retiro de una letra como en el caso de Martha (con h) y Marta (sin h).
  • Ante Juez (a) Local civil del domicilio de la persona interesada, cuando se trate de cambios completos de nombre, o existan otros errores en la partida, en la fecha de nacimiento, en los nombre de los padres, en apellidos, es decir, cuando el cambio necesario sea más complejo. Para efectuar el proceso por vía judicial, el interesado deberá presentar un escrito o llenar un formulario y proponer dos testigos que darán fe del nombre de la persona solicitante, además de otros medios probatorios que en consistencia a la solicitud.

Para las dos vías se deberá presentar la partida que se pretende rectificar y cuando el proceso haya finalizado se deberá inscribir la sentencia judicial si fue por vía judicial o el testimonio de escritura pública de rectificación de partida cuando haya sido efectuada ante notario público.

Habiendo establecido los dos procedimientos que la legislación nicaragüense contempla, y remitiéndonos al ejemplo de Marta que necesita cambiar a Martha con h, podrá realizar la rectificación por medio de notario público, considerando que hay una omisión de una letra que no implica un cambio sustancial en el nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *