¿Tienen garantía los productos comprados en ofertas?

Hace unos días compré un electrodoméstico con un descuento de alrededor del 30% de su valor original. Estaba muy contento por haber adquirido un producto de buena marca a un precio justo.

Al pagar, solicité la garantía del producto obteniendo como respuesta lo siguiente: “Como es oferta, en estos productos no hay garantía ni se aceptan devoluciones”, es decir, dependía únicamente de mi buena suerte, no tenía derecho según el vendedor a la devolución o garantía en caso de funcionamiento defectuoso. Sentí como si me estuvieran haciendo un favor al venderme aquél electrodomésticos, ¿Es correcto esto según la Ley?

LO QUE DICE LA LEY

Según la Ley de protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias, Ley número 842, la garantía obligatoria comprende:

la obligación temporal y solidaria a cargo de la persona proveedora, desde el productor hasta el minorista, de responder por el buen estado del bien y la conformidad del mismo con las condiciones de idoneidad, calidad y seguridad legalmente exigibles o las ofrecidas” Art. 5 Ley 842.

Ahora bien, una promoción u oferta según la misma Ley, es el ofrecimiento de un producto a los consumidores de igual calidad a los ofrecidos en condiciones normales que a diferencia de los productos sin promoción cuentan con un incentivo adicional de corto plazo, tales como rifas, bonos, reducción de precio, etc, piénsese por ejemplo en la venta a mitad de precio de productos navideños al final de la temporada, el objetivo es deshacerse del producto de la tienda para evitar su deterioro y almacenaje, pero no implica que éste ya se encuentre deteriorado, debe tener las misma calidad y condiciones como al inicio de la temporada.

Otros productos de la misma marca del que había obtenido tenían una garantía de fábrica de 1 año, exigí la misma garantía por el producto, pero el vendedor siguió negándola. Los artículos 32 y 33 del reglamento de la Ley obligan a los comercios a extender una garantía como mínimo (En productos cuya garantía no sea determinada especialmente por la Ley como los vehículos) de treinta días, pero ojo, la misma Ley establece en su artículo 39 que cuando el producto contenga una garantía de fábrica mayor a la que establece la Ley, prevalecerá ésta, eso quiere decir que si el fabricante de nuestro electrodoméstico otorga dos años de garantía, el comercio no puede otorgar la de solo un año que habitualmente se entrega a los consumidores. Algunos comercios incluso cobran una garantía “adicional” cuando en realidad ellos están siendo cubiertos por la garantía del fabricante.

La garantía consiste en que el proveedor de los productos o servicios pueda reparar, sustituir el producto o servicio, o bien devolver el dinero pagado si éste presenta desperfectos no atribuibles al consumidor, la Ley no hace ninguna distinción entre productos en OFERTAS y productos ofrecidos SIN OFERTA. Dado que la oferta no es para productos deteriorados o en peligro de estarlo, la garantía debe mantenerse tal cual si fuera un producto sin ninguna oferta o promoción.

Al final exigí al gerente de la tienda me otorgaran una garantía en igual condiciones que los demás productos, el hizo una “excepción” y me concedió la garantía al dorso de mi factura.

Después de este incidente recordé el par de veces que en la tienda de zapatos me dijeron que en productos en oferta no había garantía, cambio ni devolución de dinero.

Cuando compres un producto asegúrate de recibir la garantía del mismo, recuerda que la Ley otorga por defecto 30 días, tiempo en el cual tienes derecho a solicitar o la reparación, reposición o bien la devolución del dinero, no importa si es oferta o no. Si por tratarse de un producto en oferta te dicen que no hay cambio o garantía, exígele en primera instancia a la gerencia o encargado de la tienda, aunque compres el producto, aún puedes acudir a la Dirección de Defensa de Los Consumidores y plantear una denuncia, ellos deben agotar el procedimiento establecido en la Ley hasta exigir a ese comercio el otorgamiento de la garantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *