¿Te has preguntado qué pasa cuando en un accidente de tránsito, el seguro de la otra parte no cubre el daño al vehículo o es insuficiente? Si tu repuesta es si, te interesará este post; aquí te contamos como proceder legalmente.

 

Los accidentes de tránsito son cosa de todos los días y toda hora, no hay nadie con una vida activa en la ciudad y carreteras del país que no tenga noticias de un accidente de tránsito, los hay de todos los tamaños y consecuencias, resultando casos en los que afortunadamente solo se producen daños materiales (y más que una u otra pequeña lesión) y otros más graves con situaciones que lamentar, las cifras de fallecidos y lesionados cada vez va en aumento, para darnos una idea, en el período del 9 al 15 de octubre 2017 se produjeron 690 accidentes según las autoridades de tránsito nacional.

Pero hoy queremos abordar el tema de la reparación de nuestro medio de transporte (carro, moto, caponera, bicicleta, etc.) En estos casos (Por suerte) la Ley obliga a todos los conductores a tener contratada una póliza de seguros cuyo monto de resarcimiento generalmente (vehículos livianos) es de 2 mil quinientos dólares, ¡Un momento! ¿Cuánto? ¿Solo dos mil quinientos dólares? ¿Y si el daño causado al vehículo adquirido apenas el año pasado supera esos dos mil quinientos dólares? ¿Puedo hacer algo para intentar resarcir ese daño?
La respuesta es: ¡Quizá!, debes tener la suerte que quien te accidentó tenga bienes con que responder a la deuda generada por el accidente de tránsito, o bien, la voluntad de pagarte.

Veamos entonces qué podemos hacer desde el punto de vista legal

Partiremos de la premisa que el accidente lo has ganado y obtuviste un certificado de tránsito que establece la culpabilidad del otro, este certificado de tránsito es tu boleto de reclamación en caso que su póliza de seguro no cubra tu daño o solo lo haga parcialmente. En primer lugar, debes agotar la vía del seguro, debes presentarte a la aseguradora y seguir el procedimiento que te indicarán, con éxito, lograrás que te emitan la orden de reparación de tu vehículo hasta por la suma asegurada (normalmente de 2,500 dólares) o bien, dependiendo de la flexibilidad, que te emitan un cheque con el monto de la reparación según las cotizaciones que presentaste.

En segundo lugar, si después de realizar el reclamo en el seguro, no obtienes la reparación del mismo, o la obtienes solo de forma parcial, puedes acudir a la vía judicial y solicitar la reparación del daño (total o parcial, según el caso) y obligar bien sea a quién ocasionó el accidente o al dueño del vehículo.
Según la Ley de Tránsito, el certificado emitido por la policía nacional tiene fuerza ejecutiva, es decir, por su sola existencia ya queda establecida la culpa y solo se debe hacer cumplir; pero ojo, ese certificado aún no tiene el monto que te deben, contiene las circunstancias del accidente y quien es el responsable del mismo, pero no la cuantificación del daño, eso lo sabemos más adelante cuando realizamos las cotizaciones en nuestros talleres de confianza o empresas concesionarias.

Por lo anterior, es necesario agotar el procedimiento que se establece en el artículo 745 del Código Procesal Civil, recién en vigencia, el que establece que por medio de una solicitud al juez competente, en la que se debe adjuntar los documentos o informes que justifiquen el monto que creemos nos debe pagar el demandado en concepto de reparación, éstos documentos son los presupuestos realizados en talleres y/o casas, debemos solicitar en el escrito que se le notifique al deudor de dicho monto y éste pueda decidir realizar entre tres opciones: 1. No hace nada (en cuyo caso se tendrá por aceptado el monto solicitado) 2. Se allana al monto (es decir aceptarlo) 3. Se opone (en tal caso, la determinación del monto se pasará a resolver por otro procedimiento). El objetivo principal de este procedimiento es cuantificar el daño causado a nuestro vehículo para luego ejecutarlo.

Una vez determinado el monto de la obligación, se procede con la ejecución del título en base al procedimiento establecido para las obligaciones dinerarias que en resumen es perseguir los bienes del deudor para hacernos pago y resarcir el daño causado a nuestro vehículo. Debemos recordar, según el Código Procesal civil que “La ejecución forzosa tendrá la finalidad de hacer cumplir el contenido de un título, y dotar de efectividad la tutela judicial otorgada; aquélla se llevará a efecto en los mismos términos que figure en el título”

El espíritu de la nueva Ley procesal Civil en Nicaragua es dotar de agilidad y efectividad a los procesos civiles (como el que hemos abordado), a fin de garantizar el acceso a la justicia y la tutela judicial efectiva, sin embargo, el sistema judicial se encuentra en una etapa de transición en donde los procedimientos se van asimilando lentamente, de tal forma que debemos ser pacientes y contribuir a la aplicación correcta de las normas del código, es un gran paso el hecho de contar ya con las herramientas adecuadas para este tipo de circunstancias.

One thought on “¿Te has preguntado qué pasa cuando en un accidente de tránsito, el seguro de la otra parte no cubre el daño al vehículo o es insuficiente? Si tu repuesta es si, te interesará este post; aquí te contamos como proceder legalmente.

  1. Hola bueno día, soy Freddy jarquin el día 13 de noviembre me coliciónaron y se dio a la fuga, el carro tiene fullcoguer ya puse la denuncia en policía y tengo la denuncia pero la seguradora me mandó a cotizar a la casa comercial y ya tengo la proforma pero, tengo que hacer cita y 15 día pues me aseptan el vehículo para entregar en 15o20 día depues, yo le dije a la seguradora que me diera la plata para reparar personalmente yo porque el carro se trabaja a diario repuesta no se da dinero me respondió que puedo hacer le pregunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *