¿Alguien responde por los daños a tu vehículo mientras te estacionas en un local?

Todos loFoto. No nos hacemos responsables por dañoss consumidores hemos experimentado una incertidumbre al ingresar al parqueo de un establecimiento comercial, la mayoría de las veces ese sentimiento es generado por un rotulo que reza: “No somos responsables de robos de vehículos, daños o perdidas de objetos sustraídos del mismo”, lo curioso es que no solo en los parqueos gratuitos son visibles los rótulos antes descritos, estos se muestran con igual frecuencia en los parqueos onerosos (aquellos en los q
ue se cobra la entrada).

De lo dicho anteriormente se desprende que los propietarios de los establecimientos se valen de la poca o casi nula cultura de reclamo en cuanto al Derecho de los Consumidores, la empresa privada pretende reducir el contenido de las leyes de la materia a un simple catálogo de derechos y obligaciones de carácter no vinculantes (No obligatorios), cuando la verdad es que esta rama del Derecho Público posee normas de obligatorio cumplimiento.

Entonces ¿Cómo saber en qué establecimientos comerciales se hacen responsables de los vehículos ahí estacionados? La respuesta resulta complicada debido a la timidez con que la Ley 842 “Ley de Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias” regula la responsabilidad en los estacionamientos. La ley de la materia dice en su artículo 83 que “los propietarios de establecimientos y proveedores que presten el servicio de seguridad en los estacionamientos privados serán responsables solidarios de la seguridad de los automotores mientras se encuentren estacionados en los espacios destinados para tal fin. Estas obligaciones de las personas proveedoras de servicios de vigilancia estarán ajustadas a los términos y alcances contractuales suscritos con su contratante”.

Del artículo mencionado en el párrafo anterior entendemos que siempre que exista un espacio destinado para el estacionamiento habrá una responsabilidad por parte del propietario y/o de la empresa de seguridad —cabe destacar que ellos pueden suscribir un seguro de responsabilidad civil para estacionamientos—. Desde mi punto de vista el hecho de que el establecimiento comercial posea un servicio de vigilancia aumenta el grado de diligencia —elevándola a un nivel cualificado— y por ende la eventual responsabilidad queda muy marcada, sin embargo, aun si no se ve involucrada la empresa de seguridad la responsabilidad subsiste porque los establecimientos comerciales tienen la obligación legal de brindar al consumidor un ambiente que les permita realizar el acto de consumo, es decir, que el área de estacionamiento es un servicio que forma parte del giro comercial, por lo tanto, no puede desligarse de la relación de consumo.

Por ejemplo, un establecimiento que posea un estacionamiento de dimensiones pequeñas —como suele ocurrir en los negocios ubicados en una avenida principal— será responsable del daño que sufra tu vehículo, esto se debe a que si bien es cierto no existe el grado cualificado de diligencia —por la inexistencia de un cuerpo de seguridad dedicado al resguardo del parqueo— si está presente un grado de diligencia normal, porque la mayoría de los establecimientos tienen un guarda de seguridad —aunque no esté dedicado de manera entera al cuido del estacionamiento— en la entrada del local con un campo visual que le permite cuidar el área del parqueo, es decir, que si tu vehículo es robado o dañado de alguna forma el servicio es deficiente,  pues producto de esto se dio el daño y conforme al principio general del  Derecho de que todo daño causado por dolo o culpa debe ser reparado será posible exigir una compensación —como efectivamente está contenido en el párrafo final del artículo 83 de la Ley 842.

La ley no distingue entre estacionamientos gratuitos y onerosos, pues lo determinante es que el servicio de estacionamiento —gratuito u oneroso— forma parte de la oferta que entrega la empresa. Por ejemplo establecimientos comerciales como PRICEMART o Galerías Santo Domingo no cobran por el estacionamiento pero es evidente que una empresa de seguridad resguarda el área de parqueo —diligencia cualificada—, esto significa que si su vehículo sufre algún daño en los establecimientos antes mencionados tendrá derecho a un resarcimiento económico; por otra parte, es más fácil determinar la responsabilidad si el establecimiento comercial cobra por el derecho al estacionamiento, pues de este modo se pone en manifiesto —sin atisbo de duda— la responsabilidad por daños eventuales.

Consumidores por todo lo expuesto en este artículo recuerden siempre que al entrar al estacionamiento de un establecimiento comercial —sea este gratuito o pagado— no están recibiendo un favor, ustedes están privilegiando ese local por contar con dicho espacio, desde que se estacionan la relación de consumo inicia, por esa razón surge un deber de garantía aplicable tanto para los estacionamientos de carácter gratuito, como para aquellos en los que se paga una tarifa. Confiamos en que el desarrollo jurisprudencial judicial y administrativo fomentara el desarrollo progresivo de los derechos de los consumidores y que no se prestara para configurar exenciones de responsabilidad.

Odair M. Morales Marquez

Mejía & Mazier Legal Group

Managua, Septiembre de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *